AUMENTO DOCENTE III: EL WCCUSD DEBE PRESUPUESTAR, NO GRAVAR, SU CAMINO HACIA UNA SÓLIDA RETENCIÓN DOCENTE

Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print

La solución Pittsburg y el error del impuesto a las parcelas que el WCCUSD no puede cometer

5 minutos de lectura

ACTUALIZACIÓN: El 25 de abril, la mesa directiva del WCCUSD decidió no seguir la opción de agregar una medida de impuesto a la parcela a la boleta de noviembre. Education Matters aplaude a la mesa por apoyar un aumento de maestros del 15% y por comprometerse a financiar el aumento dentro de un presupuesto estructuralmente equilibrado

***

Verificación de la realidad de la retención docente: el WCCUSD necesitará hasta $30 millones para financiar la totalidad del aumento docente del 15% que ha propuesto. Si los docentes aceptan la oferta, solo resta responder una pregunta clave: ¿Cómo debería nuestro distrito pagar el aumento?

Education Matters cree que el distrito debe redefinir sus prioridades de gasto para poder financiar un aumento docente significativo y, de este modo, resolver la crisis de retención docente sin depender de los contribuyentes.

Aquí le explicamos los motivos.

MANTO DE DUDA

Para los contribuyentes de esta comunidad, cada centavo vale.

El Condado de West Contra Costa no es un distrito pudiente; no obstante, nuestros residentes demostraron su compromiso con nuestro distrito al respaldar el aumento de costos del WCCUSD año tras año. Se interesan por los niños, respaldan a los docentes y desean mejores escuelas.

Pero, a raíz de una deuda escolar representada en bonos de $1.6 billones que nunca llegó en su totalidad a los estudiantes, los contribuyentes tienen motivos para dudar de que un nuevo impuesto a las parcelas para los propietarios de viviendas vaya a mejorar las escuelas, retener a los docentes o aumentar el logro estudiantil.

A pesar de estas dudas, los miembros de la Mesa Directiva del WCCUSD comenzaron a debatir acerca de una medida que incluiría un impuesto a las parcelas en la votación de noviembre. Sin proponer ningún recorte específico para poder asignar dinero a un aumento docente tan necesario, la mayoría de los integrantes de la Mesa Directiva del Distrito parece estar lista para pedir a los contribuyentes que corran con estos costos (los miembros de la Mesa Directiva Phillips y Panas fueron claros en expresar reservas con respecto a este enfoque).

La Mesa Directiva del Distrito, con una mirada de envidia al plan de impuesto a las parcelas de San Francisco, ya realizó una encuesta costosa a los votantes, debatió el impuesto a las parcelas y sus implicaciones en las últimas juntas, y casi invitó al sindicato a soñar con un aumento incluso mayor.

Sin embargo, en lo que respecta al efecto financiero de un nuevo impuesto a las parcelas, ¿es justo comparar a San Francisco con West Contra Costa?

Piensen lo siguiente: Un propietario de West Contra Costa cuya vivienda de 1,200 pies cuadrados (111.4 metros cuadrados) está valuada en $500,000 (el promedio local) paga actualmente unos $1,326 por año para cancelar los pagos de la deuda que financia los costos escolares. A una vivienda similar en San Francisco le correspondería pagar aproximadamente $584 en impuestos a la propiedad con fines escolares.

Aunque las viviendas de WCC promedian menos de la mitad de ese valor, los propietarios de viviendas del Condado de West Contra Costa pagan hoy en día más del doble que los habitantes de San Francisco para financiar las escuelas.

Lo que es aún peor, un nuevo impuesto a las parcelas aumentaría el costo de vida de todos: propietarios de viviendas e inquilinos por igual. El incremento de las tasas de los impuestos a la propiedad se convertirá en aumentos de alquileres, y los costos de vivienda para los inquilinos se elevarán aún más.   

No obstante, a pesar de prever costos de impuestos a la propiedad mayores que los de San Francisco, el WCCUSD realizó un progreso poco satisfactorio para mejorar la infraestructura del distrito y el logro estudiantil. Teniendo en cuenta que se necesitan aproximadamente $1.1 billones más de ingresos provenientes de bonos para finalizar las mejoras en infraestructura, ¿es legítimo pedirles a los contribuyentes que también asuman la responsabilidad del aumento docente?

Education Matters considera que existe un enfoque mejor. Con recortes presupuestarios acordes y disciplinados, podemos disponer de ingresos para financiar el aumento que necesitan los docentes.

A continuación, le explicamos cómo.

LA SOLUCIÓN PITTSBURG

Según parece, no hace falta ser un distrito colmado de propiedades de gran valor que tenga un gran presupuesto para poder pagar mejor a los docentes. Analicemos el caso de Pittsburg:

El WCCUSD presentó este gráfico en una sesión de estudio de la Mesa Directiva del Distrito acerca de la retención docente, durante la cual los miembros debatieron acerca de los salarios en distritos aledaños semejantes. Fuente: WCCUSD

El Pittsburg Unified School District (Distrito Escolar Unificado de Pittsburg, PUSD) ofrece a los docentes en su 10.º aniversario el segundo salario mayor en comparación con los distritos de la región. Si se tiene en cuenta la diferencia del costo de vida (aproximadamente el 25%), Pittsburg paga más, en comparación, que el San Francisco Unified School District (Distrito Escolar Unificado de San Francisco, SFUSD).

Como distrito, Pittsburg se asemeja mucho al nuestro. Tiene un costo de vida similar. Tiene datos demográficos estudiantiles similares. Incluso, tiene una menor base imponible de impuestos a la propiedad.

Por lo tanto, ¿cómo es que Pittsburg puede pagar a los docentes mucho más que nosotros?

Si lo analizamos con profundidad, encontraremos una explicación probable: En comparación con el WCCUSD, Pittsburg cuenta con un personal administrativo en el distrito mucho más austero, lo que le permite ahorrar millones por año que se pueden usar en pos de la retención docente.

Durante los cinco años posteriores al inicio de 2012, las arcas del distrito tuvieron un incremento del 35% a nivel estatal en el financiamiento por estudiante. En el WCCUSD, nuestro presupuesto aumentó de $9,271 a $12,634 por estudiante.

Con esos incrementos, el PUSD y el WCCUSD realizaron algunas contrataciones. Pittsburg incorporó aproximadamente un 10% más de docentes, administradores y personal de servicios estudiantiles durante ese período de cinco años. Su asistencia diaria promedio (o ADA, la cifra sobre la cual se basa el estado para asignar el financiamiento anual para todos los distritos) aumentó un 6%. Por lo tanto, casi no hay duda de que el aumento del personal sirve para responder a las necesidades crecientes de los estudiantes.

¿Qué hizo el WCCUSD en ese tiempo? Contrató. Y contrató. Y siguió contratando.

A pesar del descenso del 3% en la asistencia diaria promedio durante el mismo período, WCC incorporó (y le recomendamos que se siente para leer lo que sigue) un 33% más de empleados de servicios estudiantiles y un 64% más de personal administrativo. Como si esto fuera poco, aumentó el personal docente en un 8%.

Estas contrataciones generan una disparidad impresionante: Si el WCCUSD imitara en forma proporcionada el modelo de contratación de personal racionalizado del PUSD, se podrían recaudar incluso $13.4 millones de dólares anualmente.

No obstante, el desenfreno de contratación masiva del WCCUSD —100 empleados administrativos y de servicios estudiantiles en total— asignó millones para salarios y beneficios de empleados no docentes sin apartar ingresos para los docentes en sí.

Si el WCCUSD redujera el personal del distrito para liberar millones para la retención docente, ¿podría el distrito seguir brindando servicios eficaces a las poblaciones de estudiantes con mayores necesidades? Estimamos que sí.

Aquí le explicamos los motivos. 

MAYOR ≠ MEJOR

A pesar de contar con un personal administrativo y de servicios estudiantiles racionalizado, el desempeño de los estudiantes del PUSD coincide con el que se registra en el WCCUSD para los cinco grupos de mayor necesidad: estudiantes con discapacidades, estudiantes del idioma inglés, estudiantes menos favorecidos en términos socioeconómicos, estudiantes latinos y estudiantes afroamericanos.

En otros cuatro indicadores a nivel estatal (índice de suspensiones, índice de graduaciones, Estudio del Idioma Inglés y Matemáticas), Pittsburg alcanza los mismos o mejores resultados para cada uno de esos cinco grupos de estudiantes en comparación con el WCCUSD.

¿La conclusión? La fórmula para marcar la diferencia con los estudiantes más necesitados no reside en tener una nómina distrital con exceso de personal.

UNA RETENCIÓN A NUESTRO ALCANCE

Nuestros líderes de distrito pueden y deben volver a priorizar los fondos a fin de respaldar un aumento docente considerable que permita impulsar una mayor retención.

Incluso si equiparáramos el índice de dotación de personal administrativo del PUSD, nuestro distrito debería hacer grandes recortes programáticos para pagar el aumento propuesto dentro de un presupuesto estructuralmente equilibrado.

Pero si no insistimos en una disciplina fiscal sin precedentes, nos arriesgamos a tener otro acercamiento peligroso hacia la insolvencia. Difícilmente podemos darnos el lujo de repetir los desaciertos financieros poco visionarios que enviaron a nuestro distrito a su última y onerosa quiebra.

Education Matters insta a los líderes del distrito a hacer todo lo posible para pagar la retención docente por nuestros medios antes de trasladar más responsabilidad financiera a los contribuyentes del Condado de West Contra Costa.

Como comunidad, debemos adoptar una responsabilidad propia: Debemos insistir en una solución sostenible, estructuralmente equilibrada que respalde a nuestros docentes.

Como comunidad, debemos comenzar por pagar a los docentes, capacitar a los directores, construir escuelas y educar a los niños con nuestros medios.


AUMENTO DOCENTE II: tres cambios clave relacionados con un aumento del 15% que pueden mejorar la enseñanza y el aprendizaje

MÁS INFORMACIÓN >>

AUMENTO DOCENTE: Por qué un aumento gremial no resolverá los problemas de retención del WCCUSD en las escuelas que tienen un desempeño bajo

MÁS INFORMACIÓN >>

Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Antes de que se vaya...

Contáctenos

Education Matters
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email